El crujir del silencio

 Le encantaba espiar sus tiempos de silencio , sus horas en calma y reflexiones pausadas. Disfrutaba con el movimiento de sus dedos pasando lentamente las hojas de aquel libro prohibido, mientras las copas de los árboles acariciaban el aire con las suyas. Anhelaba el instante en el que le sustituiría en su crujiente asiento en busca de aquellas historias amordazadas entre sonrisas, lamentos y suspiros. Esperada descalza tras la reja del parque, escondida entre barrotes sin perder ningún detalle mostrado en su rostro, en su gesto, en la exhalación del aire mordido. Por un instante, levantó la vista del libro y cruzaron miradas, carcajadas y un insignificante y tierno quejío.

5 comentarios sobre “El crujir del silencio

    1. Wow Sara!! Jamás me habían dicho algo tan GRANDE! Gracias , mil gracias, me emociona y animan muchísimo tus palabras para continuar este arduo camino de escribir y traspasar conciencias , incluso aquellas q estaban dormidas Un beso enorme para ti!!😘😘

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s